domingo, 4 de febrero de 2018

En la plaza, Vicente Alexaindre

1. ENUNCIA EL TEMA DEL TEXTO

El tema central del poema es la vida en comunidad como medio para conocerse y ser uno mismo en la sociedad.


2. HAZ UN RESUMEN DEL TEXTO

El hombre se convierte en el centro de atención para el poeta, fomentando la participación en la vida diaria de cada uno, no solo desde lo meramente personal, sino también con los demás seres que les rodea. La defensa de la vida en sociedad,como medio para alcanzar la propia identidad de uno, es descrita por el poeta con el devenir diario de las personas en “una plaza abierta”, reconociéndose entre los demás y compartiendo experiencias y sensaciones de todos los miembros de la comunidad , invitando al lector a que se suma a esta experiencia de vida.
Con ello, se puede sentir más realizado, unido a la gente y parte de un grupo.


3. DETERMINA LA ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN DE IDEAS DEL TEXTO

Atendiendo a las ideas expuestas, el poema organiza su contenido en cuatro partes principales que coinciden con las siguientes estrofas:

Las dos primeras estrofas suponen el punto de partida en la reflexión de la vida personal, íntima y pasiva de cada uno, como mero espectador ante lo que nos rodea y acontece, así como en la posibilidad de cambio y encuentro de uno mismo cuando te implicas entre otras personas.

La tercera estrofa trata del hombre en la sociedad; como a pesar del devenir de unos y otros con sus singularidades, cada individuo es reconocible como un miembro de la comunidad: “diminuto corazón entre la multitud”.

De la cuarta a la séptima estrofa, el autor nos habla de la plaza, como si de la vida se tratara; de estímulos que se perciben y comparten a partir de las singularidades de cada uno mediante las relaciones interpersonales. Por medio de ellas, puede llegar a conocerse uno a sí mismo.

Las dos últimas estrofas invitan a sumarte a la experiencia de vida que te ayudará a ser y sentirte miembro de la sociedad, así como a reconocerte a ti mismo:
“...y se entrega completo.
Y allí fuerte se reconoce, y se crece y se lanza,..”


4. COMENTARIO CRÍTICO

La forma de vida social idónea donde la pasividad y el dejarse arrastrar por la muchedumbre y por los acontecimientos cotidianos de cualquier persona, puede ser para unos una vía o manera acertada de ver pasar el tiempo, mostrarse uno mismo y relacionarse con los demás. Esta pudiera ser una concepción del ser humano en sociedad.
Pero a mi modo de entender, para el hombre no es bueno quedarse impasible ante la vida y lo que acontece a su alrededor. La necesidad de involucrarse en la sociedad y ser parte activa de la misma es gratificante, posibilitando sentirse uno más entre una gran multitud. Esta pudiera ser otra concepción. Personalmente me identifico más con esta propuesta, ya que te introduce en un mundo de sensaciones junto a más personas de forma activa.

Todas las experiencias que comparte el hombre, como ser individual y como miembro de una sociedad, pueden ofrecer dualidades o riesgos, pero el beneficio de explorar y superar retos y nuevas situaciones en la vida ayuda a resaltar aún más la identidad personal de cada individuo como miembro de la sociedad.
Es por eso que coincido con el poeta en el carácter conciliador entre los hombres que forman parte de un grupo, comunidad o sociedad, aunque no se conozcan.
El enclave del lugar donde se trata la temática de la búsqueda de la propia identidad del ser humano es ideal para evocar en el lector su interés por ello. Personalmente, me ha recordado y transportado a mi infancia, cuando siendo un niño de corta edad mis padres diariamente me acompañaban a la plaza de mi barrio donde he crecido, jugado, relacionado con vecinos, he hecho amigos y me he forjado como el joven que soy y parte activa de mi sociedad.

El formar parte de la comunidad integra, muestra y reafirma la identidad propia de la persona. La afirmación de uno dentro de la colectividad es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario