martes, 10 de noviembre de 2015

ÚLTIMO COMENTARIO CRÍTICO: "LA NARANJA MECÁNICA"

Buenas tardes. Este va a ser el último comentario del tema, mañana empezaremos con la sintaxis. Aunque seguiremos haciendo algún que otro comentario de vez en cuando. Aquí os lo dejo, trata sobre la actuación de los adolescentes de nuestros días. Un saludo, Javier.


LA NARANJA MECÁNICA

Se trata de un texto periodístico escrito por un anónimo debido a ser una editorial. Es un texto completo, sin ningún tipo de cortes. Aparece en "El Diario de Sevilla". 

El autor/a ha querido decirnos que los adolescentes de ahora han cambiado con respecto a los de antes, y que por algo será, por falta de educación y enganche a TV, videojuegos,... Es un texto reflexivo de actualidad, que muchas personas están a favor y muchas otras en contra. Nos ha contado ejemplos de lo que los adolescentes suelen hacer y a qué se debe.

En nuestros días, la sociedad ha cambiado drásticamente, sobre todo, los niños y los adolescentes. Antes, si querías divertirte, sólo lo hacías mediante "juegos tradicionales" y, normalmente, en el barrio y cerca de tu familia. Pero todos los inventos que han llegado hasta nuestra época, nos han dado a la juventud muchas más posibilidades de entretenimiento y de ir "más allá".
Es verdad que nos podemos comportar de forma más o menos rara. Pero, a la vez, como que hay más libertad entre nosotros. Algunos padres no llegan a vigilar lo suficientemente a sus hijos para que lo que hagan en sus ratos libres no sea ilegal. En cuanto a las película, videojuegos,... pueden ser violentos o inadecuados, pero creo que casi nadie lo intentaría imitar en la vida real. Y si ocurre, es porque no son todavía lo suficientemente maduros o tienen problemas mentales. Yo suelo ver películas y acción y jugar a videojuegos de guerra y disparos; cuando finalizo este pasatiempo, todo se queda ahí y no lo muestro en la vida real porque puede ser ilegal. He oído casos de adolescentes que han pegado un tiro a sus padres porque jugaba al Call of Duty. ¿Y si ese niño no ha sido bien educado y ha tenido una infancia difícil, por qué hay que echarle la culpa a las nuevas tecnologías?
Es obvio que no podemos depender solo de ver la tele o estar todo el tiempo en las redes sociales, lo que sea en abundancia siempre es malo. Por eso, tenemos que estar bien educados para el día de mañana. Pero no se pueden culpar a las tecnologías, nosotros nos divertimos y pasamos el rato con ellas, al igual que antes eran las peonzas y el escondite; no podemos comparar a dos sociedades tan distintas. Basta con que los padres desinteresados se apliquen al cuento, conversen con sus hijos y definan qué es lo bueno y qué es lo malo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario