domingo, 1 de noviembre de 2015

MICRORRELATO DE MIEDO

Buenas. Por Halloween, hemos tenido que hacer este microrrelato, cuatro o cinco líneas sobre un suceso escalofriante. Aquí os dejo el mío:


Llegamos al escenario del crimen. La sargento Navarro entró junto a mí a aquella lúgubre y sombría mansión, perdida de la mano de Dios. En seguida sentimos pánico, todo olía a sangre. Fue entonces cuando nos hallamos frente al cadáver de una joven. “¡Qué horror!”, gritó la sargento. “¡Qué espanto!”, le susurré yo. Estaba colgada de una lámpara, sin sangre en su cuerpo.



Imagen

Un saludo, Javier.

No hay comentarios:

Publicar un comentario